La Princesa Prometida

Llevada al cine en 1987, dirigida por Rob Reiner y con guión de William Goldman,  no tuvo mucho éxito comercial, aunque acabó convirtiéndose en una película de culto. La banda sonora está compuesta por Mark Knopfler.

En la película, un abuelo le lee esta historia de fantasía su nieto: La Princesa Buttercup (Robin Wright Penn), se enamora de Westley, su mozo de caballerizas (Cary Elwes). Éste se marcha a hacer fortuna, y creyendo que ha muerto, ella se ve obligada a prometerse con el Príncipe Humperdink, heredero del reino de Florin. Buttercup es raptada por tres extraños personajes: un ridículo  genio (Vizzini), un “mago” de la espada español (Íñigo Montoya) y un gigante (Fezzik)     contratados por su futuro esposo, que quiere culpar al reino de  Guilder y declararle la guerra. Un hombre enmascarado la rescata (su querido Westley), y después de sobrevivir al temible Pantano de Fuego, son capturados por Humperdink. Ella es llevada a palacio y a él lo matan. El gigante y el espadachín llevan el cadáver de Westley ante el Milagroso Max, que lo devuelve a la vida. (El momento en el que el Milagroso Max le pregunta a Westley la razón de querer volver a la vida y éste contesta:       “-Amor verdadero-”, es impresionante) Llegan a palacio, y el español venga la muerte de su padre matando al Conde Rugen, diciéndole una y otra vez -“Me llamo Íñigo Montoya. Tú mataste a mi padre, prepárate a morir”-(Esta es la parte que más me gusta de la película) y Westley vence a Humperdink y se queda con la Princesa, claro está.

El guionista, W. Goldman, es el autor del libro de esta película, aunque finge que el libro ya existía, que lo encuentra y lo edita. De hecho, él mismo creó al autor: Simon Morgenstern. Florin (reino del que es heredero Humperdink) es la traducción inglesa de la palabra holandesa Guilder (reino vecino de Florin). Ninguno de los dos reinos existen, pero ambas eran monedas de Holanda y del Reino Unido. Fezzik fue interpretado por André el Gigante, actor y profesional de lucha libre francés que padecía Acromegalia (enfermedad que produce aumento desproporcionado de las extremidades y deformación de los rasgos faciales). Su papel de gigante bueno y amable es conmovedor. El papel se lo ofrecieron antes a Kareem Abdul-Jabbar (jugador de baloncesto americano), pero no lo aceptó.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: